Elitismo: Una anécdota inverosímil.

Fragmento de mi correspondencia personal con una pen pal nativa alemana.
"Es tut mir ehrlich mega leid, aber wenn jemand auf dieser komischen Sprachaustauschseite so eine Beschreibung aufstellt, wie du und zusätzlich behauptet, er studiere Mathematik und Philosophie, ruft dies bei mir die Befürchtung aus, dieser sei entweder einfach bloß irgend ein von Umgebung unverstandener Hochbegabter, der den Prozess des Lernens einer Sprache mit etwas inhaltlich sinnvollem füllen will, oder (Hochbegabung nicht ausgeschlossen) irgend ein arroganter abgehobener pseudo Snob, der nach seinesgleichen sucht." 
"Lo siento de verdad mega mucho, pero cuando alguien de ese extraño sitio de intercambio de idiomas tiene una descripción como la tuya, y además afirma estudiar matemáticas y filosofía, me entra la sospecha de que este sea o bien simplemente algún tipo de superdotado incomprendido que quiera llenar el proceso de aprender un idioma con algún contenido sustancial, o bien (sin excluir a la superdotación), algún tipo de pseudo Snob arrogante y estiradillo que busca a gente de su misma calaña".
El contexto de este fragmento es, omitiendo algunos detalles, que tras seis correos de discusión protofilosofica, ella escribiendo entorno a 1000 palabras y mis respuestas de entre 400, se pica tras preguntarle yo si había reflexionado antes de escribir una idea (revelación: no), y revela que siempre ha tenido sospechas acerca de mi carácter (Una vez más, comienza el drama).

Esto apunta a un fenómeno interesante: tras dos años de bachillerato rodeado de gente de mente afilada he y hemos desarrollado unos estándares intelectuales despiadados; recuerdo una discusión en la que alguien que vino sin preparación se rompió y terminó llorando. Si presentas una idea claro que va a ser atacada. Sin cuartel. Incluso si se está de acuerdo con ella. Y la gente lee mucho, y recuerda miscelánea, que se utiliza como contrajemplo inesperado, al que se debe responder, si uno puede, pensando rápido, lo cual nunca es excusa para meter de contrabando una falacia, porque eso solo conduce a la crucifixión. En este sistema tiene sentido la libertad de expresión, la metáfora del "mercado de ideas", y en este sistema se espera que si alguien está equivocado lo esté de forma interesante, es decir, no trivial, o bien que esté aprendiendo algo nuevo, en cuyo caso se espera que se planteen preguntas perspicaces.

Frente a ello, la alemana me acusa de no ser tolerante y de carecer de empatía. Una innovación a la forma del ya cliché "es mi opinión", "debes respetar las opiniones de los otros". Algo diplomático, y pronuncio esa palabra con las mismas connotaciones con las que un nazi diría judío. Estas dos actitudes se oponen de forma similar a como la "cultura del preguntar" y la "cultura del adivinar" lo hacen: cuando un acólito de una y uno de otro se juntan surgen chispas.

Por otra parte, tampoco creo que haya forma alguna de decir con tacto a alguien: Tengo unos estándares intelectuales, y tú no llegas, ya sea de forma explícita, ya no verbal, o bien proponiendo una conversación para cuya participación se requiere una maquinaria de la que carece. Hacer esto último genera odio, y el odio lleva a la ira. Por eso me parece necesario un cierto elitismo. No por principio, sino como fruto de mi experiencia, y por descontado evitando cualquier virus de descalificación total.

2 comentarios:

  1. Coincido en que "elitismo" no se trata, o al menos no siempre, de un concepto peyorativo y que se trata de una necesidad, si bien es cierto que nunca se sabe qué puedes llegar a aprender y de/con quién.
    Soy de mantener cierto filtro en mis amistades e incluso en círculos menos cercanos, pero me gusta pecar de "simple" y acabar sorprendiéndome, positiva o negativamente, antes que dejar pasar a alguien que puede llegar a ser un gran estímulo en mi vida.
    Claro, que mi ambiente intelectual en bachiller no parece haber sido igual al tuyo, y que casi todas mis decisiones se han regido por unos valores propios que he construido a saber de dónde.

    Un saludo.

    PD. A nivel un tanto más personal, ¿qué tal le ha ido el curso académico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nivel personal, me ha ido bien. ¿Y a ti?

      Eliminar

Sé cordinal, sé respetuoso.